El Universal

< Inicio

Agua bendita y lluvia de insultos al pie de la cruz de Petare

 
SARA CAROLINA DÍAZ | 25/07/12 (1:33 AM)
Llega tarde, una hora después de lo pautado, pero trae consigo la estela de "rock star" que lo ha acompañado en los 80 pueblos visitados desde el 1 de julio, cuando comenzó la campaña electoral. No importa que llueva. Esta vez el candidato Henrique Capriles Radonski no está en un pueblo de la provincia, está en El Morro de Petare, el punto más alto de la zona más poblada, y pobre, de Caracas. Allí, al pie de una cruz gigante, da a conocer su programa social, el que aplicará si derrota al presidente Hugo Chávez.
"Ahí viene, tócalo, tócalo", grita a su amiga una joven mientras intenta tomar una foto al candidato de la unidad, no lo alcanzan. Pero no pasa nada, con igual entusiasmo se suman a la fiesta, todo es una fiesta.
El jolgorio comenzó a las 10 de la mañana. Suenan vuvuselas, cornetas, pitos y dos súper equipos de sonido: no hay rock&roll pero sí merengue, joropo y reguetón alusivos al cambio necesario, al progreso y a su autobús.
El candidato es un huracán, llega rápido, saluda rápido, camina rápido. Llega con "la lluvia de agua bendita que lo llevará a Miraflores", a decir del alcalde Antonio Ledezma, uno de los dirigentes que le preceden en la palabra durante el acto. También hablan Carlos Ocariz, Chuo Torrealba, Ismael García y dirigentes populares como la negra Rosaura "porque yo no soy afrodescendiente nada".
Con algunas referencias a Dios y a la cruz, el aspirante a sustituir a Chávez en Miraflores comienza a desplegar su Plan Social: cesta ticket para los viejitos, medicamentos y equipos para discapacitados y ayudas a sus familiares; programa Hambre Cero; Sistema Nacional de Guarderías para madres trabajadoras. Todo explicado en una hora. Retumban los aplausos. "Radonski, bello", se oye por allá. San Blas presente; El Morro, presente; La bombilla presente y así. Petare parece ser de todos.
Fuera, fuera
La fiesta sigue y es de colores. Indumentarias y banderas amarillas de PJ, azules de Avanzada Progresista, blancas de los adecos y un poco más allá las rojas de los chavistas, pero éstos últimos no están en la fiesta. Todo lo contrario, no quieren celebrar.
Desde temprano se concentraron en las entradas del parque de El Viacrucis de El Morro. Al grito de "fuera fuera". tratan de espantar a la gente. Un par de muchachos, franelas rojas, gorras rojas, graban con cámaras de video mientras preguntan y ¿Tú de qué parte del Morro eres? De qué parte de Petare vienes?
Nadie contesta y otros franelas rojas, gorras, rojas, vociferan "Invasores, váyanse de aquí". En el fondo suena un megáfono: "majunche y remajunche, el majunchismo galopando en Petare...".
Más arribita, donde está la cruz, eso no se oye, la fiesta continúa... continúa hasta que se acaba el discurso, se va el candidato que las "grupies" no pudieron tocar, se apaga la música y todos comienzan a bajar.
La cruz ya no se ve tan gigante y los insultos se escuchan en stereo. Los "fuera, fuera, fuera" retumban en mi oído. Recuerdo el "hermano, yo te doy la mano" que dijo el candidato a sus adversarios. Me asusto con el agua fría que me lanzan encima y oigo el reclamo de la muchacha que va a mi lado: "¿La policía por qué no hace nada?". Observo que tampoco hay tantos policías.
Seguimos caminando, sigue la lluvia, pero una lluvia de insultos, la lluvia lluvia hace rato que se había terminado.

< Inicio

Secciones