Orquesta Sinfónica Juvenil de Bahia honrada por la pianista Marta Argerich

Fue creada en 2007 por el pianista y director brasileño Ricardo Castro a imagen y semejanza de la Orquesta Sinfónica Simón Bolívar de Venezuela.

imageRotate
Serán 320 músicos en escena que interpretarán piezas de Gustav Holst y Lorenzo Fernánde (Cortesía)
EFE/EL UNIVERSAL
sábado 6 de septiembre de 2014  11:55 AM
Ginebra.- La pianista argentina Marta Argerich honrará este domingo a ciento treinta jóvenes brasileños, la mayoría de origen humilde, tocando junto a ellos en el Festival de Montreux, un concierto que será un reconocimiento a su calidad, pero sobre todo, a su esfuerzo.

La Orquesta Sinfónica Juvenil de Bahia (YOBA) es la invitada de honor de la 69 edición del Festival de Música Clásica de Montreux-Vevey, que se celebra del 28 de agosto al 12 de septiembre de este año.

La formación fue creada en 2007 por el pianista y director brasileño Ricardo Castro a imagen y semejanza de la Orquesta Sinfónica Simón Bolívar de Venezuela, conocida mundialmente gracias a su director Gustavo Dudamel.

Desde entonces, la YOBA, formada en un 80 por ciento por músicos provenientes de los barrios de chabolas (favelas) del estado de Salvador de Bahía, en Brasil, ha ido creciendo en profesionalidad y reconocimiento, lo que le ha permitido ser "la estrella" en varios certámenes.

"La diferencia con el proyecto venezolano es que nosotros imponemos lo que llamamos el efecto multiplicador: todos los músicos además de ensayar individualmente tienen que dedicar horas a dar aula a otros músicos más jóvenes", explicó Castro, en entrevista con Efe.

"La idea es crear una mentalidad nueva: dividir el conocimiento también forma parte del crecimiento personal", agregó.

"La YOBA y los que la formamos fuimos los pioneros, pero necesitamos que más personas se dediquen a esto, multipliquen el conocimiento musical entre la población".

Siete años después de la idea inicial, la YOBA es la "mayor" de las decenas de formaciones -seis de ellas orquestas sinfónicas- de las que participan 4.500 músicos que conforman los Núcleos Estatales de Orquestas Juveniles e Infantiles de Bahia (NEOJIBA), un programa público de fomento del estudio musical entre las poblaciones más desfavorecidas del estado.

El programa ofrece a los alumnos de 12 a 29 años transporte y merienda gratuitos, el instrumento, y en algunos casos una beca, "elementos esenciales para que los chicos puedan venir a las clases, porque si no, no tendrían los medios ni para desplazarse".

En el Festival de Montreux, la YOBA ofrecerá cinco conciertos de muy distinto signo, y demostrará su versatilidad.

El gran reto será tocar junto a la inefable, galardonada y admirada pianista argentina Marta Argerich el concierto para dos pianos y orquesta en re menor de Francis Poulenc.

En ese recital también participará el pianista Alexander Gurning.

"Conozco a Marta desde hace 25 años. Ella pudo escuchar a la YOBA en nuestra gira en Estados Unidos, le encantó el proyecto, aceptó montar algo juntos y aquí estamos", explicó Castro.

"Y para los jóvenes, tocar con Argerich es una muestra de lo que se puede llegar a alcanzar", añadió.

No es la primera vez que la formación se presenta junto con otros grandes artistas, dado que en el pasado actuaron con importantes figuras como Lang Lang o Jean-Yves Thibaudet.

"Estar aquí en Montreux, alojados donde estamos, tocando en los escenarios donde tocan tantos artistas del más alto nivel demuestra a los jóvenes lo que la música puede ofrecerte. Es una realidad totalmente opuesta a la de precariedad de la que muchos proceden. Estar aquí y ser espejos para otros, da esperanzas de donde pueden llegar gracias a la música", aseveró a su vez, Guilherme Texeira, primer violín de la YOBA.

Además de con Argerich, durante el Festival de Montreux la YOBA ofrecerá dos veladas sinfónicas junto al percusionista británico Colin Currie (Bernstein, Wolf, Gershwin, Villa-lobos, Weil, Carlos Chaves, y repertorio tradicional latinoamericano) y otra dirigida bajo la batuta del joven director Yuri Azêvedo (Barroso, Revueltas, Ginastera, Márquez, Wellington Gómes, Barroso y Abreu).

Las actuaciones de la YOBA tendrán otro momento central el martes 9 con el "concierto gigante de las escuelas", en el que los jóvenes bahianos tocarán junto a alumnos suizos de las escuelas de música de la región.

En total serán 320 músicos en escena que interpretarán piezas de Gustav Holst y Lorenzo Fernández.

El trabajo pedagógico de Castro ha sido reconocido por Brasil, que lo nombró personalidad del año 2011, y por la Royal Philarmonic Orchestra, que le proclamó miembro de honor en 2013, convirtiéndose así en el primer brasileño en obtener el galardón.

"El trabajo que hemos hecho en Bahía es excelente y no deja de multiplicarse. Espero que otros estados lo copien, apliquen el mismo sistema 'multiplicador' de enseñanza, y surjan más músicos en el país", concluyó". 
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
 
Cerrar
Abrir